Conoce

EL PRESENTE

La mayor parte del tiempo estamos pensando en el futuro, el pasado, preocupándonos, fantaseando, o soñando despiertos.

La meditación nos lleva de vuelta al momento presente, él aquí y ahora, y nos da las herramientas para sentirnos menos estresados, más tranquilos y amables con nosotros mismos y con los demás.

Gracias a esto es que nos encontramos con muchas formas de practicar Mindfulness en el trabajo, desde caminar durante el día hasta tomar pausas intencionales al comer, por supuesto, la forma ideal es la meditación simple.

Mindfulness es esto, tan solo es prestar atención al momento presente de una manera aceptable y sin prejuicios o preocupaciones.
Los beneficios del Mindfulness son cada vez más populares en los últimos años, y son muchos:
1. Reducción del estrés y el riesgo de diversas enfermedades
2. Mejora del bienestar
3. El cerebro forma nuevas conexiones
4. El área del cerebro asociada con el aprendizaje, la memoria, la compasión, la introspección y la autoconciencia, aumenta!
5. Ser conscientes de nuestras emociones y responder a ellas en lugar de reaccionar.
6. Reconocer los pensamientos y dejarlos ir en lugar de atascarse  o preocuparse
7. Estar en relaciones con otros con menos conflicto.
8. Comunicarse de manera más efectiva.
9. Mantenerse enfocado en el trabajo y ser menos propenso a la multitarea.
10. Dormir mejor.
11. Tomar decisiones.
12. Mayor capacidad de memoria de trabajo.
13. Mayor atención visual
 

¿QUIENES SE BENEFICIAN?

~ Ejecutivos que desean un mayor enfoque creativo y claridad.

~ Personas que necesitan comprender mejor las situaciones complejas.

~ Individuos y grupos que están experimentando situaciones laborales desafiantes.

~ Aquellos que necesitan comunicarse más efectivamente con sus colegas y clientes.

~ Gerentes que necesitan técnicas efectivas para reducir conflictos en sus equipos.

~ Recursos humanos, quienes participan en la reorganización y la reducción de personal.

~ Individuos que quieren ser más productivos y menos distraídos.

~ Cualquier persona que quiera disfrutar más de su trabajo y de su vida!

Un estudio publicado en Biological Psychiatry aporta bases científicas al Mindfulness y, por primera vez, muestra que puede cambiar el cerebro de las personas y potencialmente mejorar su salud.

Meditar conscientemente exige «una conciencia abierta y receptiva, sin prejuicios y enfocados en el momento presente», dice J. David Creswell, quien dirigió el estudio. En el estudio reclutaron a 35 hombres y mujeres desempleados que buscaban trabajo y experimentaban un estrés considerable. A la mitad de los sujetos se les enseñó meditación formal de Mindfulness; el resto completó una especie de meditación simulada centrada en la relajación y la distracción de las preocupaciones y el estrés.

«Hicimos que todos hicieran ejercicios de estiramiento «, dice el Dr. Creswell. El grupo de Mindfulness prestó mucha atención a las sensaciones corporales, incluidas las desagradables.

Después de tres días, todos los participantes les dijeron a los investigadores que se sintieron renovados y más capaces de resistir el estrés del desempleo. Sin embargo, los exámenes cerebrales de seguimiento mostraron diferencias solo en aquellos que se sometieron realmente al Mindfulness. Hubo más actividad, o comunicación, entre las porciones de sus cerebros que procesan reacciones relacionadas con el estrés y otras áreas relacionadas con el enfoque y la calma.

Cuatro meses después, aquellos que habían practicado Mindfulness mostraron niveles mucho más bajos en la sangre de un marcador de inflamación poco saludable que el grupo de relajación, a pesar de que pocos todavía meditaban.

¿POR QUÉ MINDFULNES?

La primera razón es : Relajación.
La relajación en el mundo en que vivimos, es una necesidad.
La tensión y el estrés cotidianos pueden ser agotadores para la salud mental y física. Necesitamos algo que nos ayude.

La meditación regular ayuda a entrenar el cerebro y cuerpo para manejar los pensamientos ansiosos.

La meditación ayuda a ponernos en contacto con el aquí y el ahora.
El pánico vive en el «qué pasa si». Mientras más entrenamos nuestras mentes para permanecer presentes, nos volvemos capaces de enfrentar al futuro, al «qué pasaría si» desde lejos, con altura de mira, sin ser victimas de este pensamiento.

La segunda razón para meditar es la sabiduría.
La mente pensante es maravillosa, pero tiene serias limitaciones.

A menudo, la mente pensante intenta separar, comprender y llevar la lógica a los sentimientos.
Pero cuando la mente se calla, algo milagroso comienza a suceder. Comienzas a notar los pensamientos sin apegarte a ellos, analizándolos desde lejos.


La mente esta disponible para que las percepciones y verdades hablen desde el inconsciente. Esto es sabiduría.

La tercera razón para meditar es la compasión.
La compasión es el sentimiento de abrir nuestro corazón, ser testigos de la forma en que estamos interconectados con cada ser y cada cosa en el mundo.

La meditación abre el corazón, crea compasión y tiene el potencial de inspirar una acción amorosa que fomenta un cambio positivo.

La relajación, la sabiduría y la compasión fluyen del proceso de estar más despiertos en nuestras vidas, en el aqui y el ahora.

COMIENZA A MEDITAR

Primero, dedica un poco de tiempo y espacio:
Unos minutos están bien y no hay una postura en particular en la que debas estar.
Puedes hacerlo con los ojos abiertos o cerrados.

Prueba estos cuatro pasos:

1. Establece una intención:
La intención es esencial. Nuestra intencion es relajarnos para estar más disponibles a nosotros mismos y a los demás.

Cuando realmente le damos a nuestros cuerpos y mentes la facilidad y simpleza que necesitan, la energía, la amplitud y la capacidad de recuperación emocional comienzan a volver a nosotros.

2. No medites:
Simplemente vuelve a tu conciencia.
¿Qué está pasando ahora? Un sonido, una imagen, una sensación. No te enfoques en esas cosas, estas entran y salen de la consciencia, y tú sales con la conciencia.

Solo pasan y lo sabes, estás consciente de ello, no estás forzando nada. Solo estás dejando que la consciencia sea consciente.
Se trata de ser y estar, no hacer.

3. No te distraigas:
Por mucho que no te estés enfocando en nada, tampoco dejes que la mente divague.
Cuando tu mente divaga, la traes de vuelta a una consciencia que no esta en sintonía contigo.

No hay un enfoque particular, solo debemos estar «en el momento presente» .

4. Tiempos cortos, muchas veces:
Toma cinco, diez, o quince minutos para descansar sin  distracción en momentos aleatorios a lo largo del día.

Simplemente permite que ocurra. No te esfuerces por ser una persona consciente. Solo deja que la consciencia sea … consciente

PRACTICA MINDFULNESS

1. Date cuenta de tu respiración:
Toma consciencia de cómo entra y sale la respiración.

2. Toma nota de lo que sea que estés haciendo: 
¿Qué te están diciendo tus sentidos? Observa el aquí y el ahora.

3. Si vas a algún lado, concéntrate en ese momento:
Presta menos atención a dónde vas y más a lo que estás haciendo al pisar y cómo se sienten tus pies.

4. No necesitas estar haciendo algo en todo momento.

5. Si notas que vuelves a pensar de más, solo concéntrate en tu respiración.

6. Comprende que tus procesos mentales son solo pensamientos:
Mindfulness se trata de ser y estar relajado al aceptar las cosas a tu alrededor tal como son.

7. Intenta escuchar  libre de juicios:
Acepta tus sentimientos y pensamientos, no los juzgues, solo acéptalos.

8. Descubre que  actividades te desconectan:
Estas son grandes oportunidades para Mindfulness. Puedes practicarlo mientras conduces, caminas, nadas o almuerzas.

9. Tómate un tiempo para disfrutar de la naturaleza:
Un entorno relajante te ayuda a sintonizarte con mayor facilidad.

Marian A. Smith (2013)

7 ESTUDIOS

1. Mindfulness cambia el cerebro, según un estudio. Lutz, Dunne y Davidson (2008) examinaron cómo impacta a la amígdala, que es una región del cerebro que se asocia a los procesos emocionales.

En el estudio, se determinó que la amígdala tendía a ser menos activa y de menor densidad de materia gris después de las sesiones de mindfulness.

Leer más
2. El hipocampo, la región del cerebro asociada con la memoria, ayuda a regular la amígdala.

Después del entrenamiento de mindfulness, esta parte del cerebro se mostró más activa según Goldin y Gross (2010).

Leer más
3. Mindfulness también puede ayudarnos a tener relaciones más saludables con el resto, según un estudio realizado en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (Carson, J. et al. (2004).

Las parejas en el estudio informaron más cercanía y más satisfacción en su relación.

Leer más
4. Otros estudios examinaron la corteza prefrontal, asociada con el control de los impulsos y la madurez.
Esta parte del cerebro tiende a volverse más activa después del entrenamiento Mindfulness. (Chiesa y Serretti, 2010).

Leer más
5. En un estudio publicado en NeuroReport en 2005, los resultados mostraron regiones corticales más gruesas relacionadas con la atención y el procesamiento sensorial.

Leer más
6. Estos hallazgos también sugieren que la práctica de Mindfulness puede compensar el adelgazamiento cortical provocado por el envejecimiento. (Lazar et al. 2005)

Leer más
7. Un estudio del curso MBSR de 8 semanas para enfermeras mostró que la práctica de Mindfulness facilitó la empatía y disminuyó las emociones negativas. (Beddoe y Murphy, 2004)

Leer más

Ver Mindfulness

77A0D4

 

 

MINDFULNESS EN EL TRABAJO

Mindfulness es importante en el trabajo y aquí te mostramos las razones:

  • Satisfacción laboral y motivación: Cuando suceda algo desafiante en el trabajo, el empleado se adaptara a la situación y solucionara el problema de forma proactiva, sintiéndose satisfecho con el resultado.
  • Estrés laboral: Ayuda a combatir y controlar el estrés de los empleados y aumentar su resiliencia.
  • Desarrollo de liderazgo: Al aumentar la atención también aumenta la conciencia en sí mismo, el empleado tendrá mayor éxito, se potenciara y realizara con efectividad los procesos de su organización.
  • Compromiso: Mejora el compromiso y disminuye el agotamiento. Al tener mayor rendimiento hay menor intención de rotación  de los empleados en la organización. Los programas de mindfulness permiten a las organizaciones fomentar el compromiso de sus empleados.

COMIENZA REDUCIENDO TU ESTRÉS

Balancea tus brazos

Levántate, si puedes hacerlo, y comienza a balancear los brazos.
Adelante y atrás, adelante y atrás. Y mientras haces esto, deja caer algo de conciencia en el cuerpo. Siente tus brazos balanceándose.

Siente tu aliento respirando.
Siente la sensación de solo ser un cuerpo en movimiento, mientras sigues balanceándote durante al menos dos minutos.

Siéntate

Ahora que moviste los brazos durante un par de minutos, siéntate.

Sólo cierra los ojos. Siente tu cuerpo. Siente tu aliento.
Observa las sensaciones que podrían estar hormigueando a través de sus sentidos
después de mover los brazos.

Sé Amable

La mayoría de nosotros tenemos un comentario (no muy amable) en nuestras cabezas.
Ve en estos momentos si puedes parar ese monólogo irritable en 1 dirección más amable.

¿Puedes suavizar tu tono por solo unos minutos? Incluso probar un par de frases, como «No todo esta tan mal «, o «Las cosas se harán eventualmente», “lo lograre”, “ya va a pasar” , o lo que sea que funcione para ti.

Respira

Tan solo respira profundo , con tranquilidad, conectando tu respiracion con todo tu ser.

Ya estas listo!

Me siento menos estresado...

La vida está disponible solo en el momento presente. Si abandonas el momento presente, no puedes vivir los momentos de tu vida diaria profundamente.

Thich Nhat Hanh

FRASES PARA EL TRABAJO

EL PRESENTE

La mayor parte del tiempo estamos pensando en el futuro, el pasado, preocupándonos, fantaseando, o soñando despiertos.

La meditación nos lleva de vuelta al momento presente, él aquí y ahora, y nos da las herramientas para sentirnos menos estresados, más tranquilos y amables con nosotros mismos y con los demás.

Gracias a esto es que nos encontramos con muchas formas de practicar Mindfulness en el trabajo, desde caminar durante el día hasta tomar pausas intencionales al comer, por supuesto, la forma ideal es la meditación simple.

Mindfulness es esto, tan solo es prestar atención al momento presente de una manera aceptable y sin prejuicios o preocupaciones.

BENEFICIOS

Los beneficios del Mindfulness son cada vez más populares en los últimos años, y son muchos:

1. Reducción del estrés y el riesgo de diversas enfermedades

2. Mejora del bienestar

3. El cerebro forma nuevas conexiones

4. El área del cerebro asociada con el aprendizaje, la memoria, la compasión, la introspección y la autoconciencia, aumenta!

5. Ser conscientes de nuestras emociones y responder a ellas en lugar de reaccionar.

6. Reconocer los pensamientos y dejarlos ir en lugar de atascarse  o preocuparse

7. Estar en relaciones con otros con menos conflicto.

8. Comunicarse de manera más efectiva.

9. Mantenerse enfocado en el trabajo y ser menos propenso a la multitarea.

10. Dormir mejor.

11. Tomar decisiones.

12. Mayor capacidad de memoria de trabajo.

13. Mayor atención visual


¿QUIENES SE BENEFICIAN?

~ Ejecutivos que desean un mayor enfoque creativo y claridad.

~ Personas que necesitan comprender mejor las situaciones complejas.

~ Individuos y grupos que están experimentando situaciones laborales desafiantes.

~ Aquellos que necesitan comunicarse más efectivamente con sus colegas y clientes.

~ Gerentes que necesitan técnicas efectivas para reducir conflictos en sus equipos.

~ Recursos humanos, quienes participan en la reorganización y la reducción de personal.

~ Individuos que quieren ser más productivos y menos distraídos.

~ Cualquier persona que quiera disfrutar más de su trabajo y de su vida!

ESTUDIOS

Un estudio publicado en Biological Psychiatry aporta bases científicas al Mindfulness y, por primera vez, muestra que puede cambiar el cerebro de las personas y potencialmente mejorar su salud.

Meditar conscientemente exige "una conciencia abierta y receptiva, sin prejuicios y enfocados en el momento presente", dice J. David Creswell, quien dirigió el estudio.

En el estudio reclutaron a 35 hombres y mujeres desempleados que buscaban trabajo y experimentaban un estrés considerable. A la mitad de los sujetos se les enseñó meditación formal de Mindfulness; el resto completó una especie de meditación simulada centrada en la relajación y la distracción de las preocupaciones y el estrés.

"Hicimos que todos hicieran ejercicios de estiramiento ", dice el Dr. Creswell. El grupo de Mindfulness prestó mucha atención a las sensaciones corporales, incluidas las desagradables.

Después de tres días, todos los participantes les dijeron a los investigadores que se sintieron renovados y más capaces de resistir el estrés del desempleo.
Sin embargo, los exámenes cerebrales de seguimiento mostraron diferencias solo en aquellos que se sometieron realmente al Mindfulness.
Hubo más actividad, o comunicación, entre las porciones de sus cerebros que procesan reacciones relacionadas con el estrés y otras áreas relacionadas con el enfoque y la calma.

Cuatro meses después, aquellos que habían practicado Mindfulness mostraron niveles mucho más bajos en la sangre de un marcador de inflamación poco saludable que el grupo de relajación, a pesar de que pocos todavía meditaban.

¿POR QUÉ MINDFULNES?

La primera razón es : Relajación.
La relajación en el mundo en que vivimos, es una necesidad.
La tensión y el estrés cotidianos pueden ser agotadores para la salud mental y física. Necesitamos algo que nos ayude.

La meditación regular ayuda a entrenar el cerebro y cuerpo para manejar los pensamientos ansiosos.

La meditación ayuda a ponernos en contacto con el aquí y el ahora.
El pánico vive en el "qué pasa si". Mientras más entrenamos nuestras mentes para permanecer presentes, nos volvemos capaces de enfrentar al futuro, al "qué pasaría si" desde lejos, con altura de mira, sin ser victimas de este pensamiento.

La segunda razón para meditar es la sabiduría.
La mente pensante es maravillosa, pero tiene serias limitaciones.

A menudo, la mente pensante intenta separar, comprender y llevar la lógica a los sentimientos.
Pero cuando la mente se calla, algo milagroso comienza a suceder. Comienzas a notar los pensamientos sin apegarte a ellos, analizándolos desde lejos.


La mente esta disponible para que las percepciones y verdades hablen desde el inconsciente. Esto es sabiduría.

La tercera razón para meditar es la compasión.
La compasión es el sentimiento de abrir nuestro corazón, ser testigos de la forma en que estamos interconectados con cada ser y cada cosa en el mundo.

La meditación abre el corazón, crea compasión y tiene el potencial de inspirar una acción amorosa que fomenta un cambio positivo.

La relajación, la sabiduría y la compasión fluyen del proceso de estar más despiertos en nuestras vidas, en el aqui y el ahora.

COMIENZA A MEDITAR

Primero, dedica un poco de tiempo y espacio:
Unos minutos están bien y no hay una postura en particular en la que debas estar.
Puedes hacerlo con los ojos abiertos o cerrados.

Prueba estos cuatro pasos:

1. Establece una intención:
La intención es esencial. Nuestra intencion es relajarnos para estar más disponibles a nosotros mismos y a los demás.

Cuando realmente le damos a nuestros cuerpos y mentes la facilidad y simpleza que necesitan, la energía, la amplitud y la capacidad de recuperación emocional comienzan a volver a nosotros.

2. No medites:
Simplemente vuelve a tu conciencia.
¿Qué está pasando ahora? Un sonido, una imagen, una sensación. No te enfoques en esas cosas, estas entran y salen de la consciencia, y tú sales con la conciencia.

Solo pasan y lo sabes, estás consciente de ello, no estás forzando nada. Solo estás dejando que la consciencia sea consciente.
Se trata de ser y estar, no hacer.

3. No te distraigas:
Por mucho que no te estés enfocando en nada, tampoco dejes que la mente divague.
Cuando tu mente divaga, la traes de vuelta a una consciencia que no esta en sintonía contigo.

No hay un enfoque particular, solo debemos estar "en el momento presente" .

4. Tiempos cortos, muchas veces:
Toma cinco, diez, o quince minutos para descansar sin  distracción en momentos aleatorios a lo largo del día.

Simplemente permite que ocurra. No te esfuerces por ser una persona consciente. Solo deja que la consciencia sea ... consciente

PRACTICA MINDFULNESS

1. Date cuenta de tu respiración:
Toma consciencia de cómo entra y sale la respiración.

2. Toma nota de lo que sea que estés haciendo: 
¿Qué te están diciendo tus sentidos? Observa el aquí y el ahora.

3. Si vas a algún lado, concéntrate en ese momento:
Presta menos atención a dónde vas y más a lo que estás haciendo al pisar y cómo se sienten tus pies.

4. No necesitas estar haciendo algo en todo momento.

5. Si notas que vuelves a pensar de más, solo concéntrate en tu respiración.

6. Comprende que tus procesos mentales son solo pensamientos:
Mindfulness se trata de ser y estar relajado al aceptar las cosas a tu alrededor tal como son.

7. Intenta escuchar  libre de juicios:
Acepta tus sentimientos y pensamientos, no los juzgues, solo acéptalos.

8. Descubre que  actividades te desconectan:
Estas son grandes oportunidades para Mindfulness. Puedes practicarlo mientras conduces, caminas, nadas o almuerzas.

9. Tómate un tiempo para disfrutar de la naturaleza:
Un entorno relajante te ayuda a sintonizarte con mayor facilidad.

Marian A. Smith (2013)

7 ESTUDIOS

1. Mindfulness cambia el cerebro, según un estudio. Lutz, Dunne y Davidson (2008) examinaron cómo impacta a la amígdala, que es una región del cerebro que se asocia a los procesos emocionales.

En el estudio, se determinó que la amígdala tendía a ser menos activa y de menor densidad de materia gris después de las sesiones de mindfulness.

Leer más
2. El hipocampo, la región del cerebro asociada con la memoria, ayuda a regular la amígdala.

Después del entrenamiento de mindfulness, esta parte del cerebro se mostró más activa según Goldin y Gross (2010).

Leer más
3. Mindfulness también puede ayudarnos a tener relaciones más saludables con el resto, según un estudio realizado en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (Carson, J. et al. (2004).

Las parejas en el estudio informaron más cercanía y más satisfacción en su relación.

Leer más
4. Otros estudios examinaron la corteza prefrontal, asociada con el control de los impulsos y la madurez.
Esta parte del cerebro tiende a volverse más activa después del entrenamiento Mindfulness. (Chiesa y Serretti, 2010).

Leer más
5. En un estudio publicado en NeuroReport en 2005, los resultados mostraron regiones corticales más gruesas relacionadas con la atención y el procesamiento sensorial.

Leer más
6. Estos hallazgos también sugieren que la práctica de Mindfulness puede compensar el adelgazamiento cortical provocado por el envejecimiento. (Lazar et al. 2005)

Leer más
7. Un estudio del curso MBSR de 8 semanas para enfermeras mostró que la práctica de Mindfulness facilitó la empatía y disminuyó las emociones negativas. (Beddoe y Murphy, 2004)

Leer más